Una nueva herramienta de planificación podría ayudar a los hospitales a planificar la capacidad crítica de manera más efectiva, permitiéndoles satisfacer la mayor demanda de COVID-19

Comparte: