Segunda Declaración pública de la ACF

21 de noviembre de 2019

La Fiscalía Nacional Económica acaba de emitir el informe preliminar “Estudio de Mercado sobre Medicamentos”, en el cual analiza el comportamiento del mercado farmacéutico en nuestro país. Este informe revisa los factores que llevan a la disparidad en los precios de los medicamentos en los distintos canales de distribución.  Concordamos que se deben buscar todas las medidas y acciones que mejoren el acceso a los medicamentos y una baja significativa en sus precios.

El citado informe en su capítulo VII: Propuestas entrega recomendaciones que son atingentes para dar respuesta a uno de los temas relevantes de la actual agenda social.

El mercado farmacéutico ha estado en los últimos tiempos en la discusión y las culpabilidades de quien o quienes han sido responsables de su distorsión. Es tarea del informe develar estas dudas y entregar elementos objetivos de cómo se está manejando la comercialización de los medicamentos.

Nos parece oportuno discutir estos temas y establecer mecanismos que corrijan lo que resulte irregular. Llamamos a que en este proceso se convoque a todos los actores de esta actividad, incluida la representación de las universidades que imparten la carrera de Química y Farmacia.

Sin embargo el informe es inadecuado, sin mediar un análisis más profundo y estricto del ejercicio profesional del químico farmacéutico y su rol en la Farmacia Privada, se diga: “Por otro lado, es difícil justificar la necesidad de la presencia de un químico de farmacia. La regulación limita su agencia de manera considerable, y en la práctica según la encuesta no interactúan de manera importante con los consumidores.  Dado lo anterior, podría pensarse en modelos alternativos que no obliguen a contar con un químico farmacéutico físicamente, sino que más bien con la posibilidad de contactar a uno en caso de ser necesario. Este modelo es ventajoso pues un equipo reducido de químicos farmacéuticos puede satisfacer las necesidades de un gran número de clientes, reduciendo de manera importante los costos de distribución, lo que debería traducirse a menores precios”

En relación a estos puntos declaramos:

  1. En el listado de las “principales fuentes de información utilizadas”, no aparece ningún profesional farmacéutico, ni el Colegio Nacional de Químicos Farmacéuticos dando su opinión.
  2. Hay desconocimiento de la regulación que rige para las Farmacias (DS 466/85) y de las responsabilidades del Químico Farmacéutico en su calidad de Director Técnico y en su responsabilidad legal de la dispensación en toda su extensión.
  3. La conclusión que llega la comisión de que no se justifica la presencia de un “químico (es un Químico Farmacéutico) de farmacia”, es sesgada, pues representa a los establecimientos que no desean la presencia del Químico Farmacéutico en los establecimientos, en su idea de liberalizar la comercialización, sin el cumplimiento de las condiciones de venta bajo receta médica de los medicamentos.
  4. El informe también indica abrir el mercado de los productos de venta directa a otros establecimientos donde no sea obligatoria la presencia de un Químico Farmacéutico, es un riesgo a la salud, el cual se debiera evaluar en forma seria e informada.
  5. La dispensación de estupefacientes y psicotrópicos, es de exclusiva responsabilidad del Químico Farmacéutico, responsabilidad que no es transferible.
  6. Es inadecuado relacionar que la eliminación del Químico Farmacéutico estaría ”reduciendo de manera importante los costos de distribución”. Esta visión mercantilista del medicamento, que no se ajusta con el objetivo del informe, pues no solo de debe buscar una reducción del precio, sino que también un manejo adecuado de los medicamentos que permita una terapia segura e informada.
  7. El código sanitario considera a la Farmacia como un Centro de Salud y este un uno de los objetivos que la Facultades de Farmacia de sumarse a que esto sea una realidad y que solo corresponde para su ejecución, hacer cumplir la ley en términos de lo que el Código Sanitario establece. Esto permitiría desarrollar acciones farmacéuticas en la Farmacia, estableciendo la obligación del establecimiento de darle los recursos para su función profesional.

Hacemos un llamado a avanzar en mejora el acceso a los medicamentos con la participación de las todas las entidades y ponderar adecuadamente las propuestas del informe.

Academia de Ciencias Farmacéuticas de Chile

 

Comparte: