Tratamiento con antiinflamatorios no esteroidales en pacientes con osteoartritis puede aumentar el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares

Comparte: