Las dietas poco saludables pueden llegar a tener resultados catastróficos para quienes las siguen.

Las malas dietas acortan la vida en todo el mundo: matan a más personas en todo el mundo que fumar o la presión arterial alta, según sugiere una investigación reciente.

El estudio, de casi 200 países, relacionó la mala calidad de la dieta con casi 11 millones de muertes en todo el mundo en 2017. Eso se tradujo en un 22 por ciento de muertes entre todos los adultos ese año.

Ver noticia completa – www.drugs.com

Comparte: