Los pacientes con COVID-19 enfrentan un mayor riesgo de confusión mental y depresión, incluso 1 año después de la infección

Comparte: