La ACF de Chile encabezada por su Presidente Dr. Sergio Lavandero, envió una respuesta al Fiscal Nacional Económico en relación al Informe Preliminar sobre el Estudio de Mercado de Medicamentos

Sr. Ricardo Riesco Eyzaguirre
Fiscal Nacional Económico Fiscalía Nacional Económica (FNE)
Presente

Estimado Sr. Fiscal Nacional Económico

Referencia: Informe Preliminar sobre el Estudio de Mercado de Medicamentos.

Junto con saludarlo, comienzo esta nota realizando una breve presentación de la institución que represento. La Academia de Ciencias Farmacéuticas de Chile (ACF) es una Corporación de Derecho Privado, regida por el Título XXXIII del Libro I del Código Civil, y que tiene por objetivos:

  • Fomentar la investigación, el estudio y la difusión de las Ciencias Farmacéuticas y afines, entendiéndose por tales las relacionadas íntimamente con la salud del
  • Mantener vínculos y cooperar con instituciones nacionales e internacionales relacionadas con la profesión; especial importancia cobran el Ministerio de Salud, el Colegio de Químicos Farmacéuticos, y centros universitarios donde se imparte la carrera de farmacia y de Química y Farmacia, con el objetivo de velar por la calidad de los estudios, así como su constante adecuación al avance de la ciencia y la tecnología.

Esta institución no persigue directa ni indirectamente fines políticos, sindicales, religiosos ni de lucro o cualquier otro fin contrario a las disposiciones legales y reglamentarias que le son aplicables, conforme a sus estatutos. Sin perjuicio de lo anterior, se le permite fomentar, practicar y desarrollar, por todos los medios a su alcance cualquiera obra de progreso social o de beneficio para la comunidad y colaborar con las instituciones legalmente constituidas en todo lo que tiende al cumplimiento de sus fines.

Como es de su conocimiento, en los últimos tiempos, el mercado farmacéutico ha estado en abierta discusión pública acerca de los responsables de su distorsión. El reciente “Informe Preliminar sobre el “Estudio de Mercado de Medicamentos” de la Fiscalía Nacional Económica (FNE) devela estas dudas y entrega elementos del manejo de su comercialización. En nuestra opinión este informe preliminar es un aporte valioso para realizar un análisis objetivo de la problemática y así establecer los mecanismos de corrección de aquellos aspectos identificados como irregulares. Como ACF queremos entregar nuestra opinión acerca de este informe preliminar en los siguientes puntos:

I. Dispensación física de medicamentos

El informe preliminar en la página 22 indica: “Por otro lado, es difícil justificar la necesidad de la presencia de un químico (debe decir Químico-Farmacéutico) de farmacia. La regulación limita su agencia de manera considerable, y en la práctica según la encuesta no interactúan de manera importante con los consumidores. Dado lo anterior, podría pensarse en modelos alternativos que no obliguen a contar con un químico farmacéutico físicamente, sino que más bien con la posibilidad de contactar a uno en caso de ser necesario. Este modelo es ventajoso pues un equipo reducido de químicos farmacéuticos puede satisfacer las necesidades de un gran número de clientes, reduciendo de manera importante los costos de distribución, lo que debería traducirse a menores precios.”

Nuestros comentarios son:

  1. Este documento no hace un análisis profundo y estricto del ejercicio profesional del químico farmacéutico y su papel en la Farmacia
  2. Llama la atención que en el listado de las “principales fuentes de información utilizadas”, no aparece ningún profesional farmacéutico, ni el Colegio Nacional de Químicos Farmacéuticos, ni nuestra ACF dando su opinión.
  3. Pensamos que existe una clara omisión y desconocimiento de la regulación sanitaria que rige para las farmacias (DS 466/85) y de las responsabilidades del Químico Farmacéutico en su calidad de Director Técnico y los aspectos legales de la dispensación de los medicamentos en toda su extensión.
  4. La conclusión a la que llega la comisión que elaboró este informe preliminar de que no se justifica la presencia de un “químico (es un Químico Farmacéutico) de farmacia”, es sesgada y representa la opinión de intereses que no desean la presencia del Químico Farmacéutico en los establecimientos, en su idea de liberalizar la comercialización de los medicamentos, sin el cumplimiento de las condiciones de venta bajo receta médica
  5. Se desconoce que la dispensación de estupefacientes y psicotrópicos es de exclusiva responsabilidad del Químico Farmacéutico, responsabilidad que no es
  6. Tampoco estamos de acuerdo asociar la eliminación del Químico Farmacéutico “con reducir de manera importante los costos de distribución”. Esta es una visión economicista y mercantilista del medicamento que no se ajusta con el objetivo del informe, pues no solo debe buscar una reducción del precio, sino que simultáneamente se proporcione un manejo adecuado de los medicamentos que permita una terapia segura e
  7. El actual código sanitario considera a la Farmacia como un Centro de Salud donde indica claramente las tareas y responsabilidades profesionales del Químico Farmacéutico, donde se deben desarrollar acciones farmacéuticas, estableciendo la obligación del establecimiento de darle los recursos para su función

II. Restricción a la venta de OTC en lugares distintos a farmacias

El informe preliminar en sus acápites 608 y 609 y 614 indica de abrir el mercado de los productos de venta directa a otros establecimientos donde no sea obligatoria la presencia de un Químico Farmacéutico y que los precios disminuirían.

Nuestro comentario es:

En nuestra opinión, esta sugerencia representa un riesgo a la salud de nuestra población, el cual se debiera evaluar en forma seria e informada. Hay evidencias que la automedicación lleva a riesgos de intoxicación y tampoco está demostrado que resultaría en una disminución de los precios de estos medicamentos.

III. Bioequivalencia

En la página 11 se señala “Ponemos de manifiesto de inmediato este hallazgo porque permite concluir que la política pública de intercambiabilidad de medicamentos que busca homogeneizar los productos mediante la bioequivalencia- para que así exista una competencia en precio, no ha sido exitosa.”

Nuestros comentarios son:

  1. Esta aseveración de la FNE es posiblemente una realidad y así el informe lo establece en varios resultados de su investigación. Estamos plenamente convencidos científicamente de los estudios que avalan la Los medicamentos bioequivalentes cuentan con la aprobación de Instituto de Salud Pública (ISP) y permiten su intercambiabilidad, proceso que asegura que el paciente dispondrá de un medicamento eficaz, seguro y de calidad.
  2. Nos parece que una campaña de educación dirigida tanto a Médicos, Químicos Farmacéuticos como también a los pacientes es absolutamente necesaria como así lo indican los hallazgos del informe:

IV. Farmacias Independientes

Nuestro comentario es:

A nuestro parecer el informe preliminar adolece, lamentablemente, de un análisis más profundo de estos establecimientos y no se analiza el impacto en los precios ni tampoco su impacto social. Aunque representan un porcentaje de la venta muy inferior comparado con las farmacias de cadenas, debe considerarse su relevancia por el número de ellas, similar al número de Farmacias de cadena. Esto representa una importante ventaja geográfica de acceso de los sectores más vulnerables y de menor concentración económica y les facilita de hacer funciones de Centro de Salud, estando el Químico Farmacéutico más cercano a la gente y que además pueden tener una cooperación más efectiva en los planes de salud del gobierno.

V. Medicamentos clínicos

El informe se refiere en varios puntos a “medicamentos clínicos”. Nuestro comentario es:

Esta definición no existe en la literatura. El medicamento per se es para tratar cuadros clínicos y si su intención es separarlo de los medicamentos de venta directa (OTC), debieran denominarlos como “medicamentos de prescripción médica”

Junto con reiterar nuestras felicitaciones por la elaboración de este informe preliminar y solicitarle atender nuestros comentarios, le manifiesto, en representación de la ACF, nuestra plena voluntad de cooperación en cualquier tema atingente a los medicamentos, le saluda y despide atentamente,

 

Dr. Sergio Lavandero Presidente
Academia de Ciencias Farmacéuticas de Chile

Ver en PDF

Comparte: