Los medicamentos radioactivos podrían amenazar a los trabajadores de un crematorio.

Comparte: