El hecho de que un medicamento esté disponible sin receta no significa que no tendrá efectos secundarios

El hecho de que un medicamento esté disponible sin receta no significa que no tendrá efectos secundarios. Un ejemplo son los inhibidores de la bomba de protones, fármacos ampliamente utilizados contra la acidez que pueden dañar los riñones, especialmente cuando se utilizan a largo plazo.

Fuente: www.drugs.com

Comparte: