Un análisis de 96 casos clínicos, demostró que los analgésicos opioides disminuyen su eficacia cuando son utilizados para tratar el dolor crónico.

Comparte: